Recetas

Almejas en salsa verde

Almejas en salsa verde
  • 0 - 15
  • 2
  • Fácil
Almejas en salsa verde

Ingredientes

  • 500g de almejas
  • 1 lata de guisantes bonduelle
  • 3 dientes de ajo
  • 4 cucharaditas de perejil fresco
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 cuchara de harina
  • 1 hoja de laurel
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra

Elaboración

Al igual que sucede con otros platos de elaboración sencilla y rápida, la clave en la receta de las almejas en salsa verde está en la calidad de sus ingredientes, sobre todo en el que conforma su nombre: las almejas.

Las almejas son uno de los mariscos más sanos y más nutritivos, además de asequibles para el bolsillo. Tiene un alto contenido en hierro, más elevado que el de algunas carnes rojas como la del buey o la ternera, además de otros minerales esenciales como el fósforo, el potasio, el zinc, cobre, manganeso y calcio. Son una fuente de vitamina B12, esencial para combatir los problemas de memoria y de baja energía. Su bajo contenido en grasas y carbohidratos y su alta concentración de Omega-3 hacen que sean uno de los alimentos predilectos en las dietas de adelgazamiento.

Para los más puristas de la cocina, la mejor forma de disfrutar de un producto como las almejas, es al natural, con un chorrito de limón y un poco de pimienta molida, pero esto no significa que sea la única forma.

Tipos de almejas

En España, solo en la región de Galicia, existen siete variedades diferentes de almejas y cada una de ellas está más recomendada para un guiso o cocinado, por ejemplo para una cena de Navidad, o para disfrutarlas crudas al natural.

La más común, y asequible, es la almeja japónica, que no es autóctona gallega, aunque su fácil crecimiento ha hecho que se expanda muy rápido por esta región que ya las cría para su consumo. Al tener una textura más dura y con menos sabor que otras variedades es la mejor opción para incluirla en guisos o platos de arroz.

La Ameixón es la almeja de mayor tamaño, se distingue por su carne blanca con un trozo de coloro rojo fuerte. Tiene mucha carne, pero también está muy dura, suele consumirse en caldos y guisos, aunque gracias a su potente sabor hay quien la consume al natural.

La almeja fina o de carril es una de las más apreciadas en el mercado por su alto grado de supervivencia fuera del agua. Su carne es blanca, muy suave y con un fuerte sabor a mar. Lo normal es que se coma al natural con un chorrito de limón.

La almeja rubia o roja no se puede cultivar, lo que aumenta su precio en el mercado. Su carne es un poco dura pero su sabor es intenso y algo dulce, resiste muy bien a la cocción por eso, es la mejor opción para los guisos.

La babosa es muy parecida a la almeja fina, por eso es muy común encontrárnosla “a la marinera”. La moelo es una de las variedades menos conocidas, quizá por su gran parecido con el berberecho, pero tiene una carne muy sabrosa con un ligero toque dulzón. La cornicha o chirla también recuerda bastante a la rubia con una carne dura y un sabor suave que se potencia cuando la cocinamos a la plancha en una sartén.

Las almejas se pueden preparar de muchas formas diferentes y con muchos complementos distintos, como el arroz o la pasta que le van muy bien, se pueden cocinar a la plancha con un poco de aceite y limón, pero una de las recetas más conocidas, y más deliciosas, son las almejas en salsa verde, uno de los mejores y más conocidos platos de cuchara.

Cocinado de las almejas en salsa verde

No se tarda más de 15 minutos en cocinar las almejas en salsa verde, pero requieren un tiempo de preparación previo muy necesario para que el plato nos salga de 10. Lo primero, llenaremos un bol grande con agua y un buen puñado de sal y dejaremos las almejas a remojo varias horas, con tres será suficiente, para que vayan soltando la arena que todavía puedan tener. Las almejas es un molusco que vive enterrada en la arena y aunque pasa por un proceso de depuración antes de salir a la venta, siempre puede quedar algún resto de arena que puede ser muy molesto a la hora de disfrutar de las almejas.

Recuerda comprar las almejas el mismo día que quieras cocinarlas pues si se mueren en el tiempo que tardas en ponerlas en la sartén pueden resultar muy peligrosas para la salud.

Muchos cocineros se esperan para abrir las almejas cuando ya las tienen en la olla con la salsa, pero nuestra recomendación es que las hagas previamente al vapor para conseguir que se abran en su gran mayoría. Las que después de la cocción no se hayan abierto o tengan la concha muy rota es mejor tirarlas.

En una cazuela echamos agua, cuando empiece a hervir añadimos una hoja de laurel y las almejas, las tapamos y las dejamos cocer unos 2 minutos, no mucho más porque la carne se quedará correosa. Las retiramos del agua y las dejamos escurrir. El agua de la cocción la conservaremos para la salsa verde.

Para empezar a cocinar la salsa verde, pelamos los ajos y los picamos muy finitos. Los echamos en una cazuela con un chorrito de aceite y el fuego bajo. Cuando empiecen a coger un color dorado, añadimos la cucharada de harina y removemos bien. Esto ayudará a que se ligue la salsa. A continuación, echamos el vino y movemos con una espátula de madera. Dejamos que se evapore poco a poco el alcohol, con dos minutos será bastante. Añadimos parte del agua de la cocción de las almejas y dejamos que hierva durante unos cinco minutos. Es el momento de probar el punto de sal y si está bien, incluir otro poco de perejil picado. Esperamos a que los sabores se integren y echamos las almejas y los guisantes Bonduelle. Removemos bien para que la salsa verde cubra por completo las almejas y las dejamos con fuego suave uno cinco minutos para que cojan el sabor y se calienten, pero no se hagan de más.

Cuando haya pasado este tiempo, las servimos en un plato hondo del que poder disfrutar todos en el centro de la mesa. Las almejas en salsa verde se pueden combinar con diferentes complementos como puede ser el arroz, o pescados como la merluza. Pero si hay algo que nunca puede faltar si tenemos un plato de almejas en salsa verde en la mesa es el pan, pues la salsa es digna de que se rebañe bien.

Ingredientes

  • 500g de almejas
  • 1 lata de guisantes bonduelle
  • 3 dientes de ajo
  • 4 cucharaditas de perejil fresco
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 cuchara de harina
  • 1 hoja de laurel
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra

!Síguenos y participa en nuestros sorteos!

También te puede interesar...